IU CLM alerta sobre la situación de las temporeras de Albacete.

IU CLM alerta sobre la situación de las temporeras de Albacete.

Isabel Álvarez, Responsable del Área de la Mujer de IU CLM: “El pasado mes de mayo las trabajadoras temporeras de Huelva saltaron a la actualidad por denunciar sus condiciones de trabajo, no han pasado ni dos meses y hemos conocido en este mes de julio que las denuncias de las temporeras de Albacete, han querido denunciar los abusos a los que están siendo sometidas, desde un buzón instalado por los sindicatos”.

IU CLM señala, que no es de extrañar que está iniciativa se desarrolle de forma anónima después de presenciar no solo las críticas por parte de algunos sectores y el acoso mediático, al que fueron sometidas sus compañeras de Huelva, sino que además sufrieron represalias y fueron recluidas, despedidas e incluso deportadas.

Por eso, Izquierda Unida de Castilla-La Mancha pide respeto hacia todas las temporeras, así como hacia todas las mujeres que trabajan el campo, para las que denunciaron abusos y para las que han creído en su palabra y las apoyan.

De hecho, IU CLM exige, que así mismo que se lleve a cabo una investigación detallada sobre los abusos puestos en conocimiento de sindicatos e inspección.

“Es en casos como estos cuando salen a la luz las diferencias en las condiciones laborales entre hombres y mujeres, la desigualdad y la brecha salarial, y se hace mucho más evidente en colectivos vulnerables como el de mujeres migrantes”, ha manifestado Álvarez.

Con esto, Izquierda Unida lanza una serie de exigencias, con la intención de que sean llevadas a efecto, y que tengan las repercusiones esperadas por la formación de izquierdas.

Las exigencias son las siguientes:

La actuación de oficio de las autoridades laborales oportunas sobre las condiciones de trabajo y alojamiento de las temporeras en cualquier ámbito geográfico.

La actuación de las autoridades ante las denuncias de abusos laborales.

La actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado ante las agresiones sexuales que se produzcan en los campos de Albacete y en cualquier otro ámbito o centro de trabajo.

Que se revise el sistema de contratación en origen por estar vinculado a los abusos desvelados por las trabajadoras.

Una revisión con perspectiva de género de la legislación laboral si realmente queremos acabar con la desigualdad en los trabajos.

Que se desarrollen y se hagan efectivos protocolos para las mujeres que viven la violencia patronal en los campos y en cualquier otro desempeño laboral, ya sea en los campos franceses, navarros o manchegos para todas las mujeres y en especial para las que desarrollan su trabajo en situación de especial vulnerabilidad, que desconocen el idioma o que realizan su trabajo en fincas de difícil acceso.

Isabel Álvarez: “No vamos a consentir que ninguna otra mujer sufra el desamparo de tener que abandonar su residencia en busca de trabajo y se encuentre sometida a la esclavitud laboral, abusos y  violencia”.

Además, IU CLM exige a las instituciones que intervengan directamente con sanciones y penalizaciones sobre los empresarios que atentan contra la dignidad de las mujeres y las trabajadoras y que sean los verdaderos responsables de lo que ocurre.

Concluyendo, asimismo, un tratamiento informativo respetuoso hacia las temporeras, especialmente hacia aquellas que han denunciado su situación, en atención a los peligros que pueda acarrearles tanto en España como en su país de origen exponer su situación.

En relación a la puesta en libertad provisional a “la manada”.

En relación a la puesta en libertad provisional a “la manada”.

Desde el Área de mujer de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha, mostramos nuestra más absoluta indignación ante la puesta en libertad de los miembros de la manada.

Las mujeres y la sociedad en general, saldremos a las calles una vez más este 22 de junio junto a plataformas y colectivos feministas,  para rechazar la violencia de género en todas sus expresiones.

Nos indigna que los tribunales no sean capaces de garantizar a la víctima reparación y justicia. La distancia que se abre entre sociedad y Justicia sigue creciendo.

Estamos hartas de autos judiciales que niegan o minimizan la violencia machista, a la vez que lanzan un mensaje a las mujeres que crean alarma y sensación de desamparo por parte de las instituciones judiciales.

¡No más justicia patriarcal!

Área de Mujer de IU CLM.

 

 

Tantos Gestipack como mujeres. Artículo de Opinión.

Tantos Gestipack como mujeres. Artículo de Opinión.

Las mujeres llenando las calles el pasado 8 de marzo hemos reclamado justicia e igualdad: justicia ante denuncias, abusos, maltratos y muertes; e igualdad, pero igualdad real, esa que la que la legislación española recoge pero que la terca realidad se empeña en no aplicar para las mujeres entre otros en el ámbito laboral.

Denunciamos que la precariedad tiene nombre de mujer y que las cifras de paro femenino superan las de paro masculino (por ejemplo en Castilla-La Mancha por encima del 27%), que cobramos menos que los hombres, que ocupamos menos puestos de responsabilidad, que se nos omite en el lenguaje, que se nos asesina por ser mujeres.

Las mujeres, además por el hecho de serlo, cargamos sobre nuestra vida con una peor calidad laboral, unos contratos de menos horas, que muy frecuentemente son a tiempo parcial y que nos hacen percibir un menor salario y nos muestran más vulnerables a los despidos arbitrarios.

Así ha sucedido este mes de junio, cuando se va hacer efectiva la amenaza de los propietarios de la empresa Gestipack, empresa que está subcontratada por la multinacional alemana de logística DHL y dedicada al manipulado de mercancías en el centro de la multinacional logística en Ontígola, para ejecutar en expediente de regulación de empleo extintivo a las trabajadoras que aún quedan trabajando en le empresa, después de diferentes despidos efectuados en periodos de tiempo anteriores.

La larga trayectoria de precariedad, temporalidad y brecha salarial que sucedía en dicha empresa, llega a colofón con el despido efectuado por los dueños de Gestipack, cuando las trabajadoras deciden que tras más de veinte años, algunas de ellas, quieren equiparar el salario y las horas por convenio al de la empresa DHL y donde muchas veces han trabajado por orden de sus jefes, y al de los dos trabajadores hombres de Gestipack, quienes, por supuesto, cobran por encima que sus más de 60 compañeras.

La empresa, consciente de la situación de sus trabajadoras, no contenta con el despido de toda la plantilla, decide que a día 12 de Junio, no es momento de abonar el salario pertinente del mes pasado, sumándose a estas prácticas, el método de pagar el salario en varias tandas durante el mes, o cambiar horarios en función de las horas extras.

Las trabajadoras, demasiado tiempo han estado intentando negociar el avituallamiento de ropa de abrigo para el invierno, o refrigeración de las naves en verano, así como intentar que su rutina laboral pudiera regularizarse.

La situación laboral empeora para estas mujeres a raíz de la sanción impuesta por la inspección de Trabajo debida a la demanda presentada por el comité de empresa reclamando el cumplimiento del convenio colectivo en materia salarial. No solo tienen que hacer frente a la discriminación salarial sino a las consecuencias que supone que la empresa que contrata, DHL, multinacional alemana mira para otro lado y decide resolver con la subcontrata a pesar de que las trabajadoras de Gestipack comparten instalaciones con las de DHL.

La empresa alemana, por su parte, decide no hacerse cargo de las trabajadoras despedidas y ha optado por cambiar de subcontrata sin subrogación de las trabajadoras. Así pues, estas quedan en la calle, sin salario, sin trabajo y sin ninguna garantía.

La reprobable y mezquina actitud de esta y otras empresas con similares prácticas son síntoma del estado en que se encuentran las relaciones laborales tras las reformas que hemos sufrido la clase trabajadora en nuestro país, son síntoma de la discriminación salarial y la intención de disciplinar a las mujeres para que no reclamen sus derechos, para que no levanten la voz, para que no se atrevan a medir sus fuerzas con las corporaciones y si lo hacen que sepan que se exponen al despido, o a la expulsión del país tal y como les ha sucedido a las temporeras de la recogida de frutos rojos en Huelva.

Cuando las temporeras se han atrevido a denunciar se ha desencadenado una caravana de devolución a los países de origen de forma apresurada. Y es que de las 17.000 mujeres que trabajan todos los años en los campos recolectando frutos, algunas denuncian incumplimiento de las condiciones laborales o haber sido sometidas a abusos sexuales a pesar de las amenazas de no volver para trabajar o haber sido recluidas en los campos para que no hablaran con sindicatos o prensa. Son mujeres en situación de vulnerabilidad, en muchos casos divorciadas, con cargas familiares y que desconocen el idioma que aceptan un trabajo y viven dentro de las fincas lo que las conduce a depender de la voluntad de los capataces. Discriminadas laboral y socialmente se encuentran en la encrucijada de aceptar las condiciones o perder el trabajo e incluso ser deportadas.

Otro ejemplo reciente de la discriminación laboral y salarial que sufren las mujeres en nuestro país, además de la brecha de género y que se relaciona directamente con la negativa de los gobiernos hasta el momento de reconocer como prioridad de las agendas políticas la erradicación de la violencia machista, es el caso de las trabajadoras del teléfono 016 que atiende a víctimas de violencia de género y su entorno.

Recientemente las trabajadoras han denunciado que el servicio corría peligro por el cambio de empresa subcontratada y el limbo laboral al que quedaban sometidas si no eran subrogadas a la nueva empresa. Estas profesionales ya Habían denunciado anteriormente, despidos por estar embarazadas o en situación de reducción de jornada, sometidas a condiciones laborales no aceptables como reducción del tiempo de descanso o ir al baño. Contaban con una situación precaria propia de las peores empresas de telemarketig desreguladas. Nuevamente la plantilla estaba formada por mujeres reforzando la idea de peores condiciones, salarios y precariedad laboral en el mercado de trabajo consentidas y avaladas  por unas leyes laborales regresivas para las relaciones laborales.

Legislación laboral fruto de reformas que han hecho que el despido sea más fácil y barato, que se puedan ejecutar Expedientes de Regulación de Empleo sin ninguna autorización previa o que el empresario pueda cambiar el horario, la jornada, modificar los turnos e incluso las retribuciones con la única justificación de previsiones económicas negativas, desentendiéndose por completo de la problemática laboral que causan con sus decisiones.

Y la realidad más dura de la discriminación laboral es la de las mujeres, que siguen siendo las grandes perjudicadas por un mercado laboral que las precariza y penaliza con excesiva dureza y lo hace desde el enfoque salarial y desde la facilidad de los despidos, ya que una trabajadora que cobre un salario miserable, es más barata de despedir y se convierte en un incentivo para la empresa poder hacerlo porque con total seguridad tendrá apenas consecuencia. Donde sí tendrá consecuencias será en la supervivencia de las mujeres sometidas a la explotación, a la precariedad y unos ingresos mermados que tendrán consecuencia directa en la supervivencia inmediata, pero también en las pensiones futuras que probablemente no percibirán o lo harán de forma escasa.

Nuestra sociedad necesita que recuperemos el papel social y sindical de la clase obrera, con las mujeres a la cabeza y en primera línea; removiendo conciencias, movilizando a las bases de mujeres que están sufriendo la embestida de este liberalismo salvaje que soporta sobre los hombros de las trabajadoras la mentira de la conciliación, la farsa de la equidad en el acceso a los puestos directivos, la trampa de la igualdad salarial basada en los contratos a tiempo parcial y en resumen un sometimiento laboral donde los derechos colectivos conquistados con anterioridad se pierden en las negociaciones individuales que tanto daño hacen a las trabajadoras y tanto favorecen a los dueños del capital.

Atendiendo a las cifras de despidos de mujeres, brechas salariales, temporalidad y un larguísimo etcétera, deducimos la importancia de la formación en las empresas y la formación sindical. No es posible el cambio de actitudes del empresariado, sin un cambio de mentalidad en la sociedad.

Solo tomando conciencia de nuestro papel, podremos transformar la realidad y ocupar el espacio que es nuestro, de las trabajadoras.

Isabel Álvarez, Responsable de Mujer de IU CLM y Daniel Mayoral, Secretario de Organización del PCE en Castilla-La Mancha.

 

Izquierda Unida Castilla-La Mancha, reclama al Gobierno priorizar la vida de las mujeres.

Izquierda Unida Castilla-La Mancha, reclama al Gobierno priorizar la vida de las mujeres.

“Sabemos que la brecha salarial es un hecho cuando hablamos de mujeres, que los despidos se ceban en las mujeres cuando denuncian pésimas condiciones laborales como el caso de la empresa de Ontígola con  más de 60 mujeres despedidas en el acto. Sabemos que las mujeres tenemos jornadas parciales o reducidas para el cuidado de nuestros hijos o dependientes que harán mella en nuestras  pensiones irremediablemente. Sabemos que las mujeres contamos con el techo de cristal a la hora de acceder a puestos directivos, pero lo que además ha quedado claro esta semana es que si eres mujer y eres extranjera tus derechos vitales y laborales no valen nada porque estás a merced de los agresores sexuales y obligada a callar salvo que quieras ser recluida y deportada”, ha afirmado Isabel Álvarez, Responsable de Mujer de IU CLM.

Con un: “Basta ya”, la responsable de Mujer de la formación de izquierda, ha manifestado que IU CLM,  no callará cuándo las mujeres que se dedican a labores del campo son agredidas y tienen el valor de denunciar, pasando por encima del miedo que les atenaza a perder sus trabajos y ser expulsadas.

Tampoco callaran, afirman, ante el desmantelamiento del 016, teléfono de atención a las víctimas de violencia de género

Álvarez: “No permaneceremos en silencio cuando se siguen sumando violaciones a mujeres en espacios de ocio, cuando se agrede a menores, cuando somos asesinadas por los que formaron parte de nuestro entorno”.

Y es que en IU CLM, insisten que las prioridades políticas deben poner por delante  la erradicación de la violencia contra las mujeres, la garantía de los derechos laborales de las mujeres y el blindaje de los recursos que asistan y ayuden a las mujeres en situaciones vulnerables, deben poner por delante la consecución de la igualdad real y no solo en el  papel  porque como tristemente estamos viendo ni los pactos se ponen en marcha, ni los presupuestos recogen lo prometido, ni los titulares dejan de plagarse de violencia machista.

Por todo esto, reclaman en Izquierda Unida, que cualquier gobierno, en cualquier momento sitúe estos asuntos por delante de nacionalismos, independencias, tratados comerciales, cotizaciones en bolsa y otros similares; porque son asuntos que afectan a la mitad de la población, pero además se trata de justicia, de reconocer más allá del minuto mediático la verdadera necesidad de las mujeres explotadas, agredidas, cosificadas y sometidas a la voracidad del capital.

Mujer e igualdad en la práctica deportiva. Artículo de Opinión.

Mujer e igualdad en la práctica deportiva. Artículo de Opinión.

El pasado 8 de marzo la sociedad civil y las organizaciones políticas recibimos un mandato de las mujeres: hacer lo que esté en nuestras manos por conseguir la igualdad real y efectiva en todos los ámbitos. Uno de estos ámbitos es el deportivo como lo demuestra que las mujeres deportistas hayan respaldado la huelga del 8 de marzo y elaborado un comunicado propio, lo que da idea de la necesidad de igualdad también en el ámbito deportivo.

En este manifiesto detallaban puntos tan aparentemente sencillos como el acceso a contratos laborales como deportistas profesionales, establecer convenios laborales en cada disciplina, acceder a los mismos recursos que sus compañeros, el 50% de la cuota de pantalla en la RTVE, que se eliminen las  clausulas anti embarazo, o acabar con el abuso en la cesión de la imagen, estar representadas al 50% en los organismos deportivos, que termine la cosificación y violencia de las mujeres en el deporte, fomentar la formación y presencia de  técnicas, juezas, periodistas o entrenadoras, una ley del deporte que represente a las mujeres,  que los fondos públicos se inviertan equitativamente y con políticas de igualdad.

Todos estos factores evidencian todo lo que queda por hacer en el caso de las mujeres y la actividad deportiva, ponen de manifiesto que existe una verdadera brecha deportiva

En continuidad, cuando hablamos de las adolescentes, pero también en deportistas adultas, que se encuentran con pocos apoyos a la hora de la maternidad o de proyectar su carrera en el tiempo.

En sueldos, ni que decir tiene que no son en absoluto comparables a los de los hombres; e incluso algunas jugadoras tienen que costear de su bolsillo asistir a competiciones y encuentros internacionales

En reconocimiento, las deportistas únicamente son visibles cuando su éxito es un clamor, el resto del tiempo no interesa saber como lo hacen para mantenerse en competición

En patrocinadores, escasean en el deporte femenino o simplemente son inexistentes y hay que dedicar un tremendo esfuerzo a su búsqueda detrayendo esfuerzos del deporte

Según los últimos datos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en España en 2016 había un total de 771.746 mujeres federadas, frente a los 2.814.387 hombres en ese mismo año. De las federadas, sólo 23.012 mujeres son de Castilla-La Mancha en comparación a los 101.342 castellanomanchegos federados. (1 de cada cinco deportistas federados es mujer)

Sería bueno analizar  los motivos para la menor participación de mujeres, sería bueno saber cómo se llega a esa desigualdad en la práctica deportiva

La guía PAFIC, Guía para la Promoción de la Actividad Física en las Chicas, ya ponía en 2010 de relieve que la práctica física que realizan las menores continúa reforzando los estereotipos tradicionales en relación a tipo de actividad física más apropiada para unos y otras (el futbol es para chicos y la gimnasia y el patinaje para chicas por ejemplo) algo que no responde a los propios intereses y necesidades personales.

Las niñas, las jóvenes, las mujeres paulatinamente y sin hacer mucho ruido pierden interés por la práctica deportiva, van además perdiendo espacio en los recreos, en los pabellones, en las pistas deportivas y progresivamente perciben tener un menor apoyo social, familiar o grupal de amigos para la práctica de los deportes, algo que aumentará si no son los socialmente aceptados para las mujeres y poco a poco conforme van cumpliendo años notan como se genera menos apoyo en el entorno y como cunde el desánimo si no son casos de absoluto éxito  y no consiguen premios o marcas.

Sin referentes y sin sensación de apoyo, las niñas abandonan el deporte o la práctica de una disciplina deportiva de manera progresiva. Creemos necesario aprovechar todas las oportunidades que se nos presenten para reforzar y animar a las niñas y observamos con preocupación algunos ámbitos que, a pesar de mostrar sobre el papel su compromiso institucional, no lo hacen cumplir de manera efectiva

Vamos a poner un ejemplo reciente que nos lleva a CLM y en concreto a Toledo, vamos a poner como ejemplo a la Federación de pelota de Castilla la mancha. En la última gala del deporte de la Diputación de Toledo a la hora de entregar los galardones de reconocimiento a deportistas  se optó por premiar en la misma categoría y en la misma disciplina al subcampeón (hombre) de frontenis, obviando a dos campeonas (mujeres) que existen en la provincia de Toledo en la misma categoría y en la misma modalidad deportiva. Preguntada la Diputación por los criterios para la selección de los galardonados nos remiten su plan deportivo y nos indica que es la federación la que propone los nombres (por cierto la federación no nos ha contestado aún).

¿Cómo van a encontrar nuestras niñas que deciden abandonar la práctica del deporte a edades tempranas, ningún referente de éxito si no se reconoce el esfuerzo de las campeonas?

¿Cómo van a querer continuar esforzándose por alcanzar metas deportivas si hay una ausencia de mujeres premiadas?.

No existe una verdadera política deportiva en Castilla-La mancha, no existe una política deportiva en la que se fomente en serio el deporte base como vía de continuidad en la vida adulta, se está entregando de forma natural y sin apenas darnos cuenta la gestión a clubes que están más interesados por las marcas y las medallas que por la continuidad deportiva de aquellas y aquellos que solo pretenden aprender y disfrutar al tiempo que se relacionan con el entorno y con sus semejantes, incurriendo con ello en una suerte de discriminación y diferencia en el acceso y mantenimiento de la práctica deportiva.

Pongamos otro ejemplo, esta vez a nivel nacional, para observar como los modelos de éxito no se corresponden en el caso de las mujeres con la publicidad y  la visibilidad que se espera. En el campeonato de Europa de balonmano femenino tan solo una mujer entrenadora de todas las selecciones y en España dentro de “la Liga Guerreras” solo hay una mujer entrenadora.

Como decíamos, cuando las mujeres se enfrentan a la práctica profesional del deporte, no sólo hacen frente a la maternidad, a la desigualdad de género a la violencia deportiva en muchos casos, sino que también deben hacer frente a la inexistencia de sueldos dignos. Por ejemplo Selección de fútbol de Noruega dónde los hombres se han puesto en huelga apoyando las reivindicaciones de equiparación salarial de sus compañeras seleccionadas también (algo impensable en nuestra realidad). Cuando las federaciones deportivas son las que eligen a quien se dan los premios, cuando las instituciones que pagan esos premios y realizan las galas de reconocimiento delegan en esas federaciones la responsabilidad de designar los modelos para nuestros hijas tendremos siempre un grave problema porque eligen la imagen y el modelo masculino frente a la elección que podrían hacer de fomento de la imagen y el modelo de mujeres deportistas deportistas. Las instituciones no pueden ser meros intermediarios en estos eventos y otros similares y descargar su responsabilidad.

Las niñas no elijen animar a los futbolistas desde las gradas, se les va indicando poco a poco que es mejor apartarse y no exponerse a los insultos y humillaciones de sus compañeros o del público y que su papel es el animadoras. No existe ningún plan, más allá de declaraciones como la de Brighton + Helsinki que no deja de ser un deseo, pero que no se les dice abiertamente: quedaos en el campo, en la pista porque tenéis vuestro sitio en igualdad en el deporte.

Lamentablemente cuando hay que federarse los equipos dejan de ser mixtos, abrumadoramente llega una segregación por sexos y con ello llega la financiación de los equipos masculinos. Y si quienes pagan son las empresas, al igual que las federaciones, eligen siempre al modelo masculino porque para la sociedad heteropatriarcal en la que vivimos las mujeres no muestran sus éxito, son las que muestran sus cuerpos en ropa deportiva, son las contraportadas de los diarios deportivos, son las que tienen los mejores culos de las olimpiadas,  son las que aplauden en las gradas.

Por último queremos destacar que los resultados de las mujeres deportistas no son peores que los de sus compañeros hombres,  son incluso mejores en baloncesto, en voleibol en balonmano, bádminton, halterofilia, hockey sobre hierba, rugby y atletismo. Tenemos ejemplos de mujeres olímpicas, campeonas del mundo en deportes individuales y colectivos, pero hay que sacarlas del anonimato, mostrarlas a la sociedad, enseñarles a las niñas cuáles son las referencias deportivas, cómo pueden llegar a ser, como pueden tener su carrera deportiva y como se puede vivir de ello; algo, que hasta ahora no es posible porque cuando una madre tiene que plantearse elaborar una colección de cromos de mujeres deportistas para que su hija tenga referentes, es porque no existe interés en los patrocinadores y los medios de comunicación en la visibilidad del deporte femenino, por mucho que les dediquen los telediarios algunos segundos cuando sus éxitos son clamorosos

Isabel Álvarez,

Responsable Mujer IU CLM.