Izquierda Unida Castilla-La Mancha

IU C-LM reclama que las plantillas de ayuda a domicilio sean incluidas en el protocolo de vacunación de la COVID-19

Toledo, 26 de enero de 2021.

El Área de Sanidad de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha ha hecho un llamamiento al Gobierno regional y, más concretamente, al Consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, para que incluya a los trabajadores y trabajadoras del Servicio de Atención a Domicilio por considerarlas “un colectivo prioritario”. 

En nota de prensa señalan que: “La ayuda a domicilio atiende en primera línea a personas mayores, con dependencia y grandes incapacitaciones que, en su conjunto, constituyen uno de los colectivos más vulnerables ante la COVID-19. Son profesionales que están desempeñando una labor muy delicada, ya que están atendiendo directamente a muchas personas mayores y gente dependiente en sus propias casas, es decir, el colectivo más vulnerable”.

Además añaden que las trabajadoras del Servicio de Atención a Domicilio son responsables no solo de su seguridad, sino también de la de las personas a las que cuidan: “Si una trabajadora se contagia del virus, algo que puede ocurrir incluso con medidas extremas de precaución, y sigue haciendo su trabajo hasta que se le diagnostique la enfermedad, el riesgo de transmisión es máximo debido a la movilidad obligada por su trabajo y a las características sanitarias de las personas a las que ofrece su ayuda”. 

Por ello, desde el Área de Sanidad de IU CLM reclaman “inmunizar cuanto antes a la plantilla para que puedan atender a estas personas dependientes con seguridad”.

“Somos conscientes que el problema de la privatización de este servicio ha generado una precarización de las condiciones en que trabajan todas estas mujeres y que las empresas que gestionan no han sido todo lo eficientes que deberían en la dotación de EPIs de sus trabajadoras para proteger a las personas con las que trabajan y su propia salud” explican en dicha nota.  

Según explica la formación de izquierdas “en muchas localidades y durante la primera ola las empresas concesionarias fueron responsables de que las trabajadoras no tuvieran los EPIs correspondientes, dejándolas desprotegidas y haciendo que muchas familias dejaran de hacer uso de este servicio al temer que las trabajadoras pudieran llevar el virus a sus casas”. 

Izquierda Unida señala que: “La campaña de vacunación ha comenzado, y como sabrán, los primeros grupos en ser vacunados será el personal de residencias y el colectivo sanitario, pero las trabajadoras del Servicio de Atención a Domicilio, al no considerarse como tal, no están incluidas dentro del protocolo de vacunación”. 

Por último, desde el Área de Sanidad de IU C-LM consideran esto “un error a subsanar” y piden a la Consejería de Sanidad “la inclusión inmediata de las trabajadoras del Servicio de Atención a Domicilio en la campaña de vacunación”.