Izquierda Unida Castilla-La Mancha

IU CLM lamenta la aprobación por Consejo Nacional del Agua de unos planes de cuenca pésimos para nuestra región.

La formación ha elevado el manifiesto emanado de las concentraciones del día 26, al expediente de su petición en el parlamento Europeo sobre el Río Tajo

Ayer, en el Consejo Nacional del Agua, fueron aprobados los segundos ciclos de planificación hidrográfica de 10 de las cuencas  españolas. IU-CLM, desde su Área de Medioambiente, valoran que sobre la totalidad de estos planes destaca que las cuencas hidrográficas españolas no han tenido tiempo para ver los problemas de los planes  iniciales y  por eso los incumplimientos de la DMA que ya estaban en el primer ciclo han pasado al segundo ciclo de planificación.

Rosa Prieto, responsable de dicha área, ponía esta mañana sobre la mesa una valoración de los planes de cuenca que más afectan a Castilla La-Mancha y aseguraba que “el espíritu de la DMA no ha calado en la Planificación española.   Los planes, así como los Programas de Medidas se han realizado para buscar la forma de atender a todas las demandas, y no para buscar la consecución del buen estado de las aguas ni para asegurar la vida fluvial, y eso se sabe en Bruselas”

Desde IU CLM han felicitado a la ciudadanía ribereña del Tajo por la demostración de unión y de hartazgo cívico que se ha dado. “Ha sido un gran paso que desde los dos países que gestionan el Río se muestre la repulsa ciudadana hacia la pésima gestión fluvial”, decía Prieto.  Asimismo, han trasladado un informe sobre las manifestaciones realizadas el día 26 de septiembre y el manifiesto emanado de ellas al expediente de la Petición sobre el Tajo, para que los eurodiputados que visitarán el Río en el próximo año vayan teniendo conocimiento del mal estar de los ribereños.

Prieto ha señalado el doble trato que el MAGRAMA da hacia la ciudadanía, ya que ignora la movilización de miles de personas de la cuenca del Tajo y el manifiesto resultante, pero  a la par muestra una complacencia absoluta con el SCRATS, ya que ha bastado una semana para que se ejecutase la petición del Sindicato Central de Regantes de Murcia, de retirar del Plan de Cuenca, la información relativa al establecimiento de 400 hm3  como límite inmediato en cabecera.

Sobre el  Guadiana, Prieto ha señalado que se mantiene en el Plan de Cuenca los recursos que contemplaba el Plan anterior, que fueron inflados al incluir el último ciclo húmedo, pero que no refleja la realidad de este Río. Asimismo, el Plan aprobado no establece ni tiempos ni medios para poner un control a la multitud de pozos ilegales, que dejan el acuífero que alimenta al Río en una continua sobreexplotación. Por eso, es un plan con el que no es posible la consecución del buen estado de las masas de agua.

En cuanto al Júcar, Prieto ha señalado que el gran problema se establece en el establecimiento de la demarcación. Por un lado se han añadido los ríos del levante (Turia, Vinalopó y Palancia) a la par que se han declarado los ríos de la provincia de Albacete (Quéjola, Lezuza, Jardín y la zona de los Llanos) como cuencas endorreicas, lo que supone pérdida de importancia dentro de la demarcación. Además es un Plan que, a pesar de considerar al Júcar como río deficitario, reconoce un derecho a trasvasar a las cuencas levantinas de  480 hm3, lo que es un incumplimiento flagrante de la DMA.

Prieto ha concluido señalando que “lo que nos pone de manifiesto la aprobación de los planes de ayer, es que al Gobierno del Rajoy no le interesa la consecución de los objetivos ambientales ni lograr el buen estado de las aguas, solamente interesa cumplir vagamente el expediente con Europa”