IU CLM se reúne con la A.VV. El Tajo, de Toledo, en referencia al vertido de amianto.

Ambas organizaciones trataron la posibilidad de coordinar acciones que ayuden a solucionar el grave problema de salud y medioambiental al que están expuestos los habitantes de Toledo, y en especial, los del barrio del Polígono.

Ha sido en la sede de la asociación, donde miembros de la dirección regional de Izquierda Unida, en concreto Txema Fernández, Responsable de Acción Política, y Mario García, Coordinador Provincial de Toledo, han mantenido un encuentro con la Ejecutiva de la asociación de vecinos El Tajo para tratar, debatir y evaluar la situación actual de los vertidos de amianto que en distintos puntos del barrio del Polígono de Toledo, se encuentran depositados sin ningún control sanitario ni medioambiental.

Víctor Guillen, de El Tajo, ha explicado a Fernández y García, la cronología de los vertidos, los cuales se remontan a los años 70. Unos vertidos que tuvieron su culmen a principios de los años 2000 con el cierre de una factoría que fabricaba elementos con el cancerígeno producto.

Según Guillen, los vertidos se venían haciendo en el pasado sin control alguno por parte de las autoridades, ya que el amianto no estaba considerado como elemento peligroso y contaminante, pero que con este elemento ya calificado como tal; distintas administraciones públicas permitieron el vertido del amianto en las inmediaciones del barrio del Polígono de Toledo. En algunos casos a escasos metros de viviendas.

Desde El Tajo, recuerdan la especial característica de este vertido de amianto, en cuestión de cantidad y peligrosidad, el cual es el más importante de Europa; situando a la ciudad de Toledo como un centro de alerta máxima por las consecuencias en la salud de miles de ciudadanos, no solo del Polígono, sino del resto de la ciudad de Toledo, y de los municipios que la rodean.

Gema Ruiz, Coordinadora de la Asociación, ha manifestado que este problema no atañe únicamente al barrio del polígono, sino que es algo que concierne a toda la ciudad de Toledo, ya que las lascas de amianto son extremadamente volátiles; pudiendo llegar a cualquier punto de la ciudad con absoluta facilidad y probabilidad.

Izquierda Unida, que ya estaba implicada en la resolución de este problema de la mano de la Asamblea Local de IU Toledo, con la presentación conjunta de una denuncia ante la Sala de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía General del Estado en junio de 2014, con la propia asociación de vecinos El Tajo, la Plataforma de Toledo en defensa del Tajo, Ecologistas en Acción de Toledo, ha reiterado su compromiso a la dirección de El Tajo para buscar una solución.

Txema Fernández: “Teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra el amianto: totalmente expuesto al aire; sobre la superficie terrestre, y que este está constantemente expuesto a ser transportado por ligeras corrientes de aire a miles de metros, nos obliga a seguir trabajando de manera colectiva para llegar a un punto final que resuelva esta problemática que afecta a miles y miles de personas”.

Por su parte, Mario García, ha declarado: “La movilización de los afectados, es decir: toda la ciudadanía de Toledo, debe ser el acicate que obligue a los responsables de las administraciones implicadas a encauzar un solución efectiva y válida (obviando parches y remiendos que nos hipotecan para el futuro); y ahí vamos a estar”.

Izquierda Unida está dispuesta a llevar el asunto al Congreso de los Diputados, o a la misma Comisión Europea.

 En la búsqueda de nuevas vías de actuación conjuntas, tanto Fernández como García, han informado a El Tajo, el interés que desde los diputados de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados ha generado este asunto. En especial en la Diputada Eva García Sempere, que es la responsable de atender las demandas de IU en Castilla-La Mancha.

Sempere, pues, visitará las zonas afectadas y mantendrá una reunión con la asociación de vecinos el Tajo, y con quienes se considere, para conocer de primera mano esta situación insostenible.

Con esto, tanto El Tajo como IU CLM han quedado emplazados a fijar una fecha para la visita de la Diputada Nacional, para concretar la acción o acciones que esta lleve a cabo en la cámara baja.

Sin quedarse ahí, desde IU CLM han explicado que van a seguir un procedimiento lógico en la utilización de los parlamentos, siendo el Congreso de los Diputados la siguiente “parada” para hablar del amianto de Toledo. Pero que de no tener una respuesta que les satisfaga; están dispuestos a llevar este asunto a Europa, para que desde esa otra cámara; se inste desde la condición oportuna y pertinente, a la resolución inmediata de este peligroso vertido.