Izquierda Unida Castilla-La Mancha, confía que el nuevo marco sanitario nacional no se quede en un “postureo”, y anuncia que estará vigilante.

Izquierda Unida Castilla-La Mancha, confía que el nuevo marco sanitario nacional no se quede en un “postureo”, y anuncia que estará vigilante.

Izquierda Unida Castilla-La Mancha, confía que el nuevo marco sanitario nacional no se quede en un “postureo”, y anuncia que estará vigilante.

Ante la noticia de la derogación del RD Ley 16/2012, el Área de Políticas Sociales de IU CLM valora la medida positivamente, sin embargo, esperan que el nuevo Real Decreto contemple las reivindicaciones que durante los últimos seis años vienen haciendo las ONG, colectivos ciudadanos e incluso personal del sistema sanitario que no estaba de acuerdo.

De hecho, desde esta área recuerdan que  Médicos del Mundo Castilla-La Mancha ya les advirtió en una entrevista que tuvo lugar en Toledo el pasado 12 de marzo, que con el RD Ley 16/2012 el gobierno de España eliminó el derecho a la sanidad pública para inmigrantes en situación irregular a excepción de mujeres embarazadas, menores o urgencias.

“Este marco legal restrictivo se vio aliviado por la legislación autonómica que ampliaba esos supuestos, pero a pesar de esto se constataban dificultades, facturaciones indebidas por servicios sanitarios y denegación de atención a enfermos y enfermas crónicas”, han declarado responsable de Izquierda Unida.

Explicando además, que se aprovecha esta medida que pasa por la derogación de este decreto, para instar al nuevo gobierno a replantearse algunas medidas como el copago sanitario, haciendo especial hincapié en los colectivos con mayor necesidad como pueden ser las personas dependientes, con escasos recursos, con pensiones mínimas, e incluir los medicamentos que fueron excluidos de la cobertura pública.

“Esperamos que no sea solo una medida de cara a la galería y que responda a un verdadero interés en restituir lo que para IU es un derecho básico e inherente a la persona independientemente de su situación administrativa. No necesitamos un permiso de residencia para atender las necesidades básicas de cualquier persona porque consideramos que ningún ser humano es ilegal”.

“Apoyamos y celebramos todas las medidas que reviertan la pérdida de derechos que hemos sufrido,  siempre que no se queden en una mera declaración de intenciones”, concluyen desde el Área de Políticas Sociales de Izquierda Unida en Castilla-La Mancha.

Comentarios cerrados.