Izquierda Unida Castilla-La Mancha, reclama al Gobierno priorizar la vida de las mujeres.

“Sabemos que la brecha salarial es un hecho cuando hablamos de mujeres, que los despidos se ceban en las mujeres cuando denuncian pésimas condiciones laborales como el caso de la empresa de Ontígola con  más de 60 mujeres despedidas en el acto. Sabemos que las mujeres tenemos jornadas parciales o reducidas para el cuidado de nuestros hijos o dependientes que harán mella en nuestras  pensiones irremediablemente. Sabemos que las mujeres contamos con el techo de cristal a la hora de acceder a puestos directivos, pero lo que además ha quedado claro esta semana es que si eres mujer y eres extranjera tus derechos vitales y laborales no valen nada porque estás a merced de los agresores sexuales y obligada a callar salvo que quieras ser recluida y deportada”, ha afirmado Isabel Álvarez, Responsable de Mujer de IU CLM.

Con un: “Basta ya”, la responsable de Mujer de la formación de izquierda, ha manifestado que IU CLM,  no callará cuándo las mujeres que se dedican a labores del campo son agredidas y tienen el valor de denunciar, pasando por encima del miedo que les atenaza a perder sus trabajos y ser expulsadas.

Tampoco callaran, afirman, ante el desmantelamiento del 016, teléfono de atención a las víctimas de violencia de género

Álvarez: “No permaneceremos en silencio cuando se siguen sumando violaciones a mujeres en espacios de ocio, cuando se agrede a menores, cuando somos asesinadas por los que formaron parte de nuestro entorno”.

Y es que en IU CLM, insisten que las prioridades políticas deben poner por delante  la erradicación de la violencia contra las mujeres, la garantía de los derechos laborales de las mujeres y el blindaje de los recursos que asistan y ayuden a las mujeres en situaciones vulnerables, deben poner por delante la consecución de la igualdad real y no solo en el  papel  porque como tristemente estamos viendo ni los pactos se ponen en marcha, ni los presupuestos recogen lo prometido, ni los titulares dejan de plagarse de violencia machista.

Por todo esto, reclaman en Izquierda Unida, que cualquier gobierno, en cualquier momento sitúe estos asuntos por delante de nacionalismos, independencias, tratados comerciales, cotizaciones en bolsa y otros similares; porque son asuntos que afectan a la mitad de la población, pero además se trata de justicia, de reconocer más allá del minuto mediático la verdadera necesidad de las mujeres explotadas, agredidas, cosificadas y sometidas a la voracidad del capital.