Izquierda Unida da un paso responsable ante la pasividad de los grupos parlamentarios de las Cortes de Castilla-La Mancha.

IU CLM ha movido ficha para desbloquear la situación que se mantiene desde el 30 de diciembre, por la cual se encuentran prorrogados los presupuestos regionales de 2016 en Castilla-La Mancha, y que se mantiene después de que el pasado 6 de abril, pasada a votación la propuesta presentada por el Gobierno fuera rechazado por las Cortes Regionales.

“Durante este tiempo se ha hablado y escrito mucho, tal vez demasiado, sobre los presupuestos pero prácticamente nada sobre lo que para Izquierda Unida es lo fundamental: la finalidad última que debe tener un presupuesto”, Juan Ramón Crespo, Coordinador Regional de IU CLM.

Y es que en IU CLM parten del hecho de que el mundo no se paraliza porque no haya unos presupuestos aprobados, a pesar de lo que hayan dicho los representantes del PSOE y del Gobierno Regional. Aclarando Izquierda Unida, que no existe ningún obstáculo para que a través de modificaciones puntuales se puedan introducir novedades en los presupuestos prorrogados. Y como ejemplo, ponen el reciente anuncio de las obras de la ampliación de las urgencias del Hospital de Toledo, que nos se encontraba presupuestado en el 2016.

Pero en IU CLM advierten que también es cierto que esta forma de gobernar olvida que los presupuestos resultan imprescindibles para planificar hacia donde se quiere orientar la actividad política, para conocer los objetivos que se pretenden alcanzar.

“Durante este periodo ninguno de los tres grupos parlamentarios representado en las Cortes ha realizado ninguna propuesta. Ha habido una vorágine verbal, trufada de descalificaciones hacia el adversario, pero ninguno ha marcado objetivos para poder llegar a un acuerdo, ni mucho menos los han cuantificado. Incluso, algunas cuestiones que en un principio parecían fundamentales, se han olvidado, como ha sucedido con la Fundación Impulsa”, recuerda el coordinador de la formación de izquierdas.

En este contexto, para Izquierda Unida ha resultado patético escuchar al gobierno,  que recuerdan es el máximo responsable de esta situación, decir que está esperando la llamada del partido minoritario para comenzar a negociar, siendo lamentable que tanto unos como otros se encuentren enquistados en espera de ver quién llama antes.

En IU CLM, explican que recientemente el Gobierno de Emiliano García-Page había enviado una carta a los grupos parlamentarios para mantener una reunión, oferta que debería haberse realizado días después de que los presupuestos hubieran sido rechazados, pero que de nuevo esa carta adolecía de medidas concretas sobre las que poder llegar a un acuerdo, de  objetivos a alcanzar, de colectivos a quién beneficiar y servicios que hay que potenciar.

Ante tanta irresponsabilidad e incapacidad, Izquierda Unida pone encima de la mesa unos objetivos; unos objetivos que desde la formación califican como imprescindibles y que podrían servir para desbloquear la parálisis política que estamos viviendo. Éstos objetivos son el Empleo, la Sanidad, la Educación, la Igualdad de género y la lucha contra la violencia machista, la dotación a la Ley de Dependencia y el Medio Ambiente.

Crespo: “En IU analizamos que el borrador de presupuestos de 2017 no nos gustaba. No nos gustaba que en porcentaje se disminuya un 0,71 % en sanidad con respecto a los de 2016, 0,19 en educación o 0,16 en protección y promoción social, y que esos recortes vayan a pagar una deuda que continúa sin auditarse y que alcanza casi el 20% del total de los presupuestos. Que continúen siendo nada más que una mala copia de los presupuestos que aprobaba el PP durante el mandato de Cospedal, que los planes de empleo sigan pagando 700 € mensuales lo que los convierten en planes de beneficencia y no de empleo”.

Por todo lo dicho, Izquierda Unida, para orientar la política de Castilla-La Mancha en beneficio de la mayoría de la población, de las capas populares, y con la finalidad de desbloquear los presupuestos 2017, propone a los tres grupos parlamentarios que comiencen una negociación sobre las siguientes premisas:

  • Auditoría de la deuda.
  • Aumento del salario de los planes de empleo a lo que marque los correspondientes convenios colectivos, y como mínimo 1.000 euros netos mensuales.
  • Ningún profesor interino despedido en verano.
  • Dotación de la nueva Ley de Igualdad y lucha contra la violencia machista.
  • Inclusión de las once enmiendas que IU CLM registró el 13 de marzo en las Cortes Regionales (1).

Resulta evidente que la puesta en funcionamiento de algunas de estas medidas conllevará mayores gastos, por lo que desde Izquierda Unida lanzan la propuesta de acondicionar gastos de otras partidas. Para empezar, los izquierdistas proponen un plan de recuperación de servicios privatizados, comenzando por la Consejería de Sanidad, y buscar nuevas fórmulas de recaudación, en las que la mayoría salga beneficiada y otros puedan ver recortados sus beneficios.

Las medidas propuestas se cuantifican en:

  • Auditoría de la deuda, 317.000 euros.
  • Aumento del salario de los planes de empleo a lo que marque los correspondientes convenios colectivos, y como mínimo 1.000 euros netos, 25,71 millones de €.
  • Dotación para no despedir a ningún profesor interino en verano, 26 millones de euros.
  • Dotación de la nueva Ley de Igualdad y lucha contra la violencia machista. Proyecto integral de lucha contra la violencia, 1,58 millones de €.
  • Las enmiendas de IU CLM registradas en las Cortes Regionales, 28 millones de euros.
  • TOTAL 81,6 MILLONES.

La contrapartida para su financiación sería:

  • Tanto la auditoría de la deuda como las enmiendas registradas en las Cortes tienen sus correspondientes contrapartidas, es decir, 0,31 más 28, total 28,31 millones de euros.
  • Plan de recuperación de servicios privatizados, comenzando por la Consejería de Sanidad.
  • Servicio de transporte sanitario terrestre. Ambulancias, 14,15 millones.
  • Resto de servicios privatizados en la Consejería de Sanidad (proyectos técnicos, catering, historias clínicas), 27 millones.
  • Plan de recuperación de servicios privatizados, del resto de Consejerías,  12,14 millones.
  • TOTAL 81,6 MILLONES.

“A todo lo dicho, y con el objetivo puesto en próximos años, hay que poner en marcha nuevas fórmulas de recaudación, bajo el principio de que paguen menos quien menos tiene, frente a los que han decidido beneficiar a las grandes patrimonios, bancos y grandes empresas”, concluía Juan Ramón Crespo.