Izquierda Unida denuncia que sólo haya una PET/TAC para castilla-La Mancha.

Una circunstancia que en situaciones como la actual: el PET/TAC averiado, deja a multitud de pacientes sin diagnóstico y desesperados.

El Hospital Universitario de Ciudad Real es el único en toda Castilla-La Mancha que cuenta  con una máquina PET (Tomografía por Emisión de Positrones) en el Servicio de Medicina Nuclear, y como centro de referencia los pacientes de Toledo, Cuenca, Guadalajara y Albacete deben desplazarse hasta esa provincia para beneficiarse  de ese servicio.

El PET/TAC es muy importante para un diagnóstico precoz en los pacientes que sufren cáncer y que por tanto, contribuye a mejorar los tratamientos específicos para cada caso, pudiendo de este modo mejorar el pronóstico de la enfermedad. Este aparato de alta tecnología permite observar masas tumorales de escasos milímetros, que son imperceptibles por otros medios.

Juan Ramón Crespo, Coordinador de IU CLM manifiesta “la necesidad urgente de adquirir más aparatos PET/TAC para reducir las listas de espera y así llegar a un diagnóstico precoz en las fases iniciales para mejorar el pronóstico y curar la enfermedad”. Crespo insiste en que “la Región es muy amplia para contar únicamente con una máquina de estas características, que supone un desgaste en el paciente tanto en la lista de espera, como en el desplazamiento de otras provincias hasta Ciudad Real.”

Desde Izquierda Unida apuestan por la inversión en sanidad pública para que todos los castellanomanchegos tengan las mismas opciones de un diagnóstico y tratamiento precoz, ya que la prevención no debe medirse simplemente por una cuantía económica, lo verdaderamente importante es recuperar la salud, que a medio plazo supondrá un verdadero ahorro.

Además consideran la situación que se ha vivido estos días con el PET/TAC fuera de servicio por avería: vergonzoso, indignante y frustrante. Ya que recuerdan, la mayoría de los pacientes castellanomanchegos no disponen de medios económicos para costearse un diagnostico o tratamiento alternativo.

“Esto no es otra cosa, que otro paso más hacia la conceptualización de que el sistema de sanidad público no funciona, y hacia el desprestigio de este, para promocionar la sanidad privada como alternativa a la pública. Pero lo que realmente no funciona, es la gestión de los recursos públicos por parte del PSOE, el cual tiene un concepto de los derechos, más cercano al mercantilismo capitalista y liberal, que al socialismo”, ha concluido Crespo.