Izquierda Unida Castilla-La Mancha

Izquierda Unida exige suficiente financiación para el Pacto de Violencia de Género

Esta formación ha registrado una batería de preguntas sobre esta cuestión a través del Grupo Confederal en el Senado para conocer cómo se hará efectiva la transferencia de los fondos del Pacto de Violencia de Género a los municipios.

Según las informaciones aparecidas, el pacto de Estado contra la violencia de género va a tener dos líneas de financiación a las administraciones públicas: a los ayuntamientos y a las comunidades autónomas.

Con respecto a la línea de financiación de los ayuntamientos tenemos que recordar que tiene dos cantidades. La primera es una tarifa plana de 689 euros para cada uno de los 8.119 municipios de España, a lo que hay que incluir una cantidad variable de 0,18 euros por habitante de ese municipio.

Para Isabel Álvarez, responsable de Mujer de IU CLM, aún combinando ambas líneas: “Nos dan cantidades absolutamente irrisorias para poblaciones como por ejemplo Toledo, con menos de 15.000 euros para luchar contra la violencia de género o Albacete a la que corresponden 31.825 euros para una población de 172.426 habitantes”, a lo que ha añadido que: “Con tales cantidades no pueden realizarse acciones más allá de chapas, sombreros o pulseras publicitarias tan del gusto de nuestro Gobierno Regional”.

Mora, una población con una asesinada por violencia machista que deja una niña huérfana y que cuenta con 9.897 habitantes recibirá la ridícula cantidad de 2.470 euros según esta previsión. Recuerda Álvarez que: “Desde Izquierda Unida de Castilla-La Mancha hace tiempo que venimos advirtiendo de lo insuficiente de los fondos y la falta de compromiso para acabar con la violencia si no se sitúa como prioridad absoluta”.

Por otro lado, las comunidades autónomas en general van a estar financiadas con unos 100.000.000 millones de euros, siendo alrededor de 6,2 millones los correspondientes a Castilla-La Mancha.

Si está cantidad la dividimos entre los 919 municipios que tiene nuestra región, nos da una cantidad de alrededor de 6.500 euros por municipio. Nuevamente, a Toledo le corresponderían aproximadamente unos 21.000 euros para luchar no sólo contra los asesinatos machistas, sino también para concienciar, mantener las redes de recursos, reforzar los servicios de apoyo, acompañar a las mujeres, formar, reforzar los servicios de apoyo a los menores y alguna otra línea que figura en la convocatoria.

“Si ya de por si resulta irrisoria la cantidad para lo ambicioso de las actuaciones, sin embargo, ningún programa va a financiar otras formas de violencias que se generan contra la mujer: ningún programa va a financiar la lucha contra la erradicación de la prostitución, ningún programa va a financiar la lucha contra la violencia que supone la brecha salarial y al olvidar estas violencias, estamos olvidando a muchas mujeres cuyo día a día está sometido a la violencia”, señala Isabel Álvarez.

Desde el año 2005 se han contabilizado 500 huérfanos por asesinato de sus madres. Sólo en el año 2017, se contabilizaron 26 huérfanos por Violencia de género, según la Fundación Soledad Cazorla, y desde la formación de izquierdas se cuestionan si el reconocimiento de “huérfanos absolutos” tal y como se recoge en las legislaciones de las comunidades de Castilla-La Mancha, Aragón y Castilla y León será condición compatible con la percepción de las ayudas del Pacto de Violencia de Género.

“Queremos conocer si dentro del programa de mantenimiento y mejora de las redes de recursos y servicios sociales de atención a las víctimas se incluye la mejora de las casas de acogida para mujeres, ya que nos consta que se necesitan mejoras, pero tememos que ir más allá de pintar la fachada”, insiste Álvarez.

Dado que se abre la puerta a posibilidad de la externalización o privatización de las acciones cuando se habla de “prestación de servicios”, Álvarez ha reconocido que: “Tal y como se está haciendo, sospecha que el papel de la administración autonómica se limite a actuar como simple intermediario entre el Estado y las empresas, tal y como está haciendo en muchos servicios como la atención y asesoramiento legal y psicológico a las víctimas”.