La FEMP de Castilla La Mancha ayudará a privatizar la iluminación de las calles de 50 municipios.

Izquierda Unida de Castilla-La Mancha considera que el pliego de condiciones con número de expediente 4/2014, es el paso que permitirá la privatización de la ejecución de medidas de eficacia energética en los ayuntamientos que se adhirieron al proyecto CLIME de la Federación Regional.

En ese expediente 4/2014 se establece un canon concesional para la FEMP de algo más de un millón de euros.

“Estamos convencidos que la intención de la Federación no es ganar dinero con este canon concesional, aunque es dinero que debe ingresar en sus cuentas según el contrato, pero también estamos convencidos que si no lo ha cobrado es  achacable a una pésima gestión administrativa de esta entidad, ya que podría estar ejecutando un contrato sin cumplir todas las clausulas en el estipuladas”, ha manifestado Txema Fernández, responsable de acción política de Izquierda Unida de Castilla-La Mancha.

El fondo del asunto, y en el que nos gustaría centrar la atención, es que la Federación de Municipios y Provincias va a consentir que se privatice desde el contrato inicial del año 2014 la implementación de medidas para conseguir una mayor eficacia en los municipios. Los ayuntamientos, según la propia Ley de Bases de Régimen local, están obligados a prestar el servicio de iluminación viaria, y la FEMP está convenciendo a algunos de estos ayuntamientos para que ese servicio se preste de forma indirecta.

En este sentido, Txema Fernández, ha recordado que: “el informe 1010 del Tribunal de Cuentas indica que cuando se ejecutan de forma directa esta gestión es más rentable para la ciudadanía y se tiene un mayor control municipal y por lo tanto ciudadanos sobre ella”.

Por su parte, Jesús Manchón, portavoz del grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Puertollano, ha manifestado: “El escenario ideal sobre el que se presentaba el proyecto de la Federación era para que 919 municipios se adhirieran a este programa que parecía ser excepcionalmente bueno. Sin embargo se han adherido algo menos de 60 municipios de la región, con lo que la oferta de economía a escala (a más Ayuntamientos mejores precios de la auditoría y la implementación de medidas) no va a poder producirse y la mayor factura la van a tener que pagar los ayuntamientos y por lo tanto los vecinos y vecinas”.

Y es que desde IU Puertollano recuerdan que la alcaldesa de Puertollano y además presidenta de la FEMP, María Teresa Fernández (PSOE), es una de las principales valedoras de este proyecto CLIME y por tanto de la privatización del servicio de iluminación. Una práctica más del ideario neoliberal, capitalista y anti-socialista de la derecha, que por otra parte no hace otra cosa, que favorecer a unos pocos a la vez que pierde la mayoría social.

Imagen de www.miciudadreal.es