Repaso a la realidad del empleo. Sin manipulación de la verdad. Artículo de Opinión.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el paro disminuye en el mes de mayo.

Llevamos bastante tiempo durante el cual nos están intentando vender que la economía crece, que cada vez hay más empleo y que aquellos brotes verdes que se veían allá por el 20010 – 2011 se están convirtiendo en un frondoso bosque.

No me gusta ser aguafiestas ni quitar la ilusión a aquellas personas que creen que efectivamente estamos remontando pero hay que ser sinceros y decir que no es así.

No se puede estar constantemente vendiendo humo y mintiendo desde los diferentes gobiernos a la ciudadanía aunque mirándolo desde otro punto de vista, todos sabemos que a base de repetir tanto una mentira al final terminamos aceptándola como cierta.

Hay veces que pienso que es tanta la necesidad de tener ilusión por un futuro mejor que somos capaces de taparnos la nariz y creernos lo que nos dicen sin cuestionarnos que los datos que nos venden no tienen nada que ver con las situaciones reales de las personas.

Y es que la mejor encuesta que se puede hacer y de la que mejores datos se pueden obtener es hablando y tratando con la gente en la calle diariamente.

Hay muchos políticos cuyo currículum es haber trabajado únicamente para el partido de turno estando totalmente apartados de la sociedad y alejados de la realidad.

Por eso no voy a hablar de datos estadísticos ni de encuestas; voy a hablar de circunstancias que veo en la gente que tengo a mí alrededor y que reflejan la situación actual.

Haciendo referencia al tema de la contratación seguramente habréis oído que hay infinidad de ayudas para contratar ¿no? FALSO, actualmente los únicos contratos bonificados son los que se celebran con personas con diversidad funcional, por violencia de género y alguno más que para poder aplicarte la bonificación tienes que reunir tantos requisitos que posiblemente no haya nadie que los cumpla. Bueno, aparte de estos contratos está el contrato en prácticas y cómo no, el contrato estrella, el de formación, gran negocio porque por cada contrato realizado hay empresas que se llevan una comisión así que su objetivo es venderlo sin plantearse si es beneficioso para el trabajador o no.

Eso sí, sólo se puede realizar con menores de 30 años y no en todos los sectores ni en todas las categorías. Además, hasta hace poco, estos contratos se podían hacer de un día para otro. Ahora no, ahora si quieres hacer este contrato primero tienes que preparar la documentación y en unos 30 días te dicen si eres apto para realizarlo o no. Con lo cual vemos que cada día las facilidades son mayores.

Si pasamos al tema de tiempo completo o tiempo parcial a la hora de contratar puedo asegurar que la mayoría, salvo rara excepción, lo hace a tiempo parcial y por el mínimo de horas aunque el trabajador esté 14 horas en su puesto de trabajo.

Otra práctica muy habitual es que el empresario, en el momento que contrata a un trabajador le hace firmar un escrito en el que éste renuncia al finiquito en caso de despido. Del salario ni hablamos, conozco gente que tiene dos puestos de trabajo y gana 600 euros al mes.

No pensemos que en el caso de los autónomos o PYMES la situación es mejor. Perdón, últimamente no somos autónomos, somos EMPRENDEDORES, que suena más “cool”. Desde el gobierno cada día nos animan más a ser emprendedores, nos dicen que tener un trabajo fijo es muy aburrido y desmotiva.

Es la forma de convencer a la gente desesperada por no encontrar trabajo que ser emprendedor es apasionante y que el riesgo es lo bonito, no tener jefe y poder cogerte los días libres que quieras, eso suena estupendo.

Lo que no saben los que se meten en esta aventura es que se quedarán sin vacaciones pagadas, que no podrán enfermar porque el día que no levanten la persiana no cobrarán, que tendrán que pagar un IVA o unos pagos fraccionados que no han cobrado, que no podrán desconectar nunca del trabajo, que pasarán noches enteras mirando al techo como si fuera una pizarra haciendo números para ver cómo hacer frente a los gastos e impuestos que tendrán que pagar para sacar adelante este país llamado España. Que tendrán que pagar una cuota de autónomo de 267,03 euros independientemente de cuáles sean tus ingresos o si tienes pérdidas y que se pasarán el día buscando clientes. Nos animan a emprender para dejarnos tirados a los 6 meses, cuando se ha terminado la tarifa plana de los 50 euros.

Pero claro, pensándolo fríamente, una forma de desaparecer de las listas del paro es siendo emprendedor. Al igual que tampoco figuran en las listas del paro los trabajadores por cuenta ajena con contratos de una hora, ni tampoco esa gente que se encuentra en una franja de edad entre los 50 y 60 años que han desistido de buscar empleo porque no hay trabajos para ellos, ni las miles de personas, entre ellos muchos jóvenes, que han tenido que irse a otros países a buscarse la vida.

Pues bien, con estas pequeñas pinceladas podemos ver el panorama tan halagüeño que tenemos. Hemos pasado de utilizar la palabra “mileurista” como algo casi despectivo a envidiar al que ahora mismo es capaz de ganar esa fortuna, aunque sea trabajando en tres empleos.

Hemos asumido esta precariedad y esta miseria de forma tan asombrosa que a veces pienso que no sé hasta dónde van a ser capaces de llegar.

Ahora decimos sin despeinarnos “por lo menos tienes trabajo”, como si tener trabajo fuera lo mejor que te puede pasar aunque con lo que cobres no te llegue ni para comer.

Tener trabajo y no poder cubrir las necesidades básicas significa la pérdida total de la dignidad, es una humillación hacia los trabajadores y es por eso por lo que tenemos que luchar, por recuperar nuestros derechos,  salarios dignos, nuestro futuro y nuestra ilusión.

Ángela Nánjar Bueno,

Responsable de Políticas Económicas y Democráticas de IU CLM.