Izquierda Unida Castilla-La Mancha

Un día para la ilusión, el día de mi región.

El próximo 31 de mayo celebraremos un nuevo día de nuestra tierra, de nuestra región, de Castilla-La Mancha. Lo celebraremos con el sentimiento más grande que el pueblo puede albergar: con la ilusión.

Hemos ido construyendo una comunidad para un futuro que nada tiene que ver con la crisis capitalista y las políticas neoliberales. Hemos ido construyendo una comunidad entre todos y todas, no para unos pocos a costa de muchos, y hemos trabajado políticamente para que una mayoría social crea que, esta vez, sí se puede dar un paso decisivo hacia un futuro de todos y para todas.

Nuestra Castilla-La Mancha ha vivido avances en política social, económica, cultural gracias al esfuerzo de mucha gente que ha peleado en la calle y en las instituciones. Es el pueblo quien arranca las conquistas sociales y políticas, quien construye las instituciones, las pone en funcionamiento y las recupera cuando las políticas de unos se apartan de las necesidades de todos. Ahora es el momento de recuperarlas para la ciudadanía.

Queremos y vamos a construir una Castilla-La Mancha para una gente joven que no tenga que emigrar, para unas mujeres que vivan en absoluta e irrenunciable igualdad, para trabajadores con trabajo y trabajo con dignidad y justa remuneración.

No queremos vivir en la cultura del “pelotazo” y de la corrupción que subvierte los principios de la igualdad de oportunidades y de la justicia social. No queremos vivir en la cultura del triunfador a costa de otros, de los privilegios, de camarillas, de beneficios desproporcionados, de riqueza insultante cuando la desigualdad crece, la pobreza aumenta y las necesidades más básicas aparecen en nuestras calles, entre las basuras del despilfarro.

Porque sabemos cómo es el suelo que pisamos y cómo es la tierra que queremos habitar, tenemos que celebrar el 31 de mayo. Tenemos que celebrarlo con la gente, en la calle, a ras de ese suelo que conocemos pero con la ilusión y la decisión puestas en los más altos objetivos, en las más grandes ilusiones, con la indomable voluntad de crear entre todos y todas, jóvenes con empuje, mayores con experiencia, infancia con educación, necesitados con asistencia, la base de un futuro compartido con libertad, democracia plena, dignidad y soberanía popular. Con la ilusión de un agricultor que trabaja la tierra esperando recoger la cosecha, empecemos por celebrar el futuro que comienza este 31 de mayo. Un futuro que no es posible para todos y todas si no participas tú.

No faltes a la Fiesta de la ilusión, a la Fiesta del Futuro, en la Plaza de la Constitución de Ciudad Real. Y pasa un feliz Día de Castilla-La Mancha.

Juana Caro Marín

Candidata al Congreso Unidos Podemos CR